Blogia
Blog de Kynes

Apuntes sobre la psicosis

La verdadera psicosis, es la muerte del yo, de la materia gris. El cerebro profundo se la come como un depredador (como le llama el chamán Don Juan, guía de Carlos Castaneda), el cerebro reptiliano como lo llamaría un biólogo. El sistema límbico-talámico como le llamaría un neurólogo. Ese cerebro que quiere comer, follar, cumplir deseos constantemente, deseos inefables e innombrables y codificados, por ser inconscientes. Ese cerebro que para un psicoanalista es el ELLO, concepto cada vez más pisoteado por la ciencia ortodoxa. Sobre él se instala un viaje al infinito, a la inmortalidad guiada por genes egoistas que nos construyen como maquinarias para transmitirse a la siguiente generación (Dawkins). Los genes no nos quieren, ni nos aman, al contrario nos matan despiadamente, no se propagan por el "bien de la especie" sino por su propio anelo infame de copiarse a si mismos. Sin embargo, el cerebro primate/Homo es un objeto indefenso, que no tiene al sujeto como dueño, ni como guía. Se asusta cuando se desboca el deseo primitivo. Si se fractura, como un hueso, aflora lo instintual, el ser se vuelve primitivo, y se vuelve "loco" buscando placer. Los fármacos pueden hacer de "tiritas" en la herida del YO, pero este queda en muchos casos roto de por vida, delirando y pidiendo una reconstrucción que no se consigue facilmente, sin una rehabilitación positiva, ya sea desde la vivencia del momento presente, o de la planificación y realización  instantánea de los sueños inconscientes.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres