Blogia
Blog de Kynes

Esquizofrenia y Medicina: ¿Qué retos debemos afrontar? (por Murpi)




Se puede definir un misterio como aquello que no se conoce del todo. Así, para los profesionales sanitarios, la esquizofrenia sigue siendo un misterio, que se remonta a hace unos 15000 años atrás, cuando aparecieron las primeras variantes genéticas asociadas a este síndrome.
Estas son las mismas variantes que los expertos parecen asociar hoy al inicio de capacidades lingüísticas complejas, el desarrollo de la agricultura, y la aparición de las primeras manifestaciones culturales de la historia de la Humanidad.

El siguiente hito médico en la historia de la esquizofrenia lo marca Morel, en 1853, describiendo por primera vez dicho síndrome, o conjunto de síntomas, habiendo actualmente unos criterios diagnósticos y de tratamiento internacionalmente aceptados para distintos subtipos de esquizofrenia, cuyas enormes diferencias entre sí sugieren diferentes entidades nosológicas, más que una única enfermedad.

Sin embargo a pesar de los avances, la situación hoy día dista de ser la ideal para estas personas. Para la sociedad, quizás los dos rasgos más visibles de la esquizofrenia sean por un lado los llamados "delirios" y "alucinaciones", y por otro lado el abrumador deterioro social que sufren. Sabemos que existen fármacos para tratar eficazmente los primeros, pero hasta ahora desde la Medicina no hemos sabido ofrecer ayuda para aliviar el verdadero sufrimiento de estos pacientes: la ruptura con su mundo familiar, laboral y social.

¿Cómo podemos aliviar este sufrimiento, y devolverles el sitio que les corresponde por derecho propio en la comunidad? Las personas diagnosticadas hoy como esquizofrénicas cargan con el peso histórico del rechazo, y de la imagen de hombres y mujeres deteriorados, intelectualmente y en su dignidad de seres humanos, a causa de encierros forzosos de por vida, y de antiguos regímenes de nocivos tratamientos "experimentales", que nos evocan las imágenes del video que nos aparece arriba: gente institucionalizada o en Centros de Día, a la que sólo ofrecen sencillas terapias ocupacionales, de bajo nivel cultural e intelectual.

Habida cuenta del desconocimiento de la fisiopatología de estos síndromes, ¿cómo podemos abordar la rehabilitación integral a la sociedad de tantas personas que un día fueron marcadas con este diagnóstico?

Ante todo, hemos de tener en cuenta el perfil que presentan en la actualidad: son un 1% de la población, con características que los diferencian: en la mayoría de los casos, aúnan unas habilidades especialmente destacadas en varios campos, con una extraordinaria sensibilidad interpersonal, y una baja tolerancia al nivel de estrés que caracteriza la vida moderna. Esto explica tanto los significativos logros intelectuales que alcanzan, como su pobre adaptación social, que los aboca a unas condiciones de vida inferiores a la media de habitantes, y le da a la esquizofrenia el título de "trastorno deteriorante".

En el aspecto rehabilitador, las familias en estos pacientes son muchas veces la cara visible de la enfermedad, y las que tradicionalmente se han organizado para reclamar atención a las instituciones, atención que no ha sabido reflejarse hasta ahora en una verdadera inclusión de gente con rasgos tan especiales como valiosos. Esa es la razón de que se imponga la necesidad de crear situaciones en las que puedan tanto desarrollar sus capacidades como establecer nuevamente, en ambas direcciones un vínculo productivo y enriquecedor con la sociedad.

La acción en este sentido está partiendo de los propios afectados, a través de importantes iniciativas como el canal #esquizofrenia del IRC Hispano, fundado en 2002, en los que hablan libremente de problemas e inquietudes, por el que ya han pasado más de 500 personas, y los Espacios Virtuales Colaborativos como el proyecto e-VIC, que lideran la lucha contra discriminación y por lograr un papel destacado en la construcción del futuro en un mundo globalizado.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Joan González -

Hola Kynes:
Respecto al comentario que los esquizofrénicos alcanzan significativos logros intelectuales es una opinión respetable, pero hay otra que dice que son pocos casos los que alcanzan logros significativos intelectuales.

noctuido -

Hola Kynes! Espero que estés en un ambiente más fresco, porque aquí en plena llanura manchega desprenderse del botijo es peligroso. :D

No tengo nada que puntualizar del artículo, es muy esclarecedor de la situación actual, tal vez añadiría la imagen que dan los medios de comunicación cuándo dan con un enfermo esquizofrénico. Es muy lamentable cuando emiten una noticia de sucesos y comienzan más o menos así "Un esquizofrénico..." ¿por qué su situación de atención sanitaria? pero ni eso, con ello perpetuan un inmerecido estigma social.

Nos falta voz y respeto, como antaño les faltaba a otros grupos de enfermos para tener la dignidad que históricamente se les negó, pero que hoy tienen.

Un fuerte abrazo Kynes.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Murpi -

gracias por tu comentario, Seroquel... me parece que incluso resume muy bien lo que yo quise reflejar...

saludos

seroquelq -

"esquizofrenia", en principio un palabra para designar cosas, despues, una etiqueta que se pone a muchas personas totalmente diferentes, con sintomas totalmente diferentes, que tienenna vision diferente de la realidad, no admitida.

saludos Kynes!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres